11 de enero de 2016

Es el momento de ayudar

Es nuestro tiempo para volver a ser definitivamente humanos con los vecinos de la costa, que por estas horas y en los días que vienen atraviesan una situación compleja.

IMG_1215

Es el momento de ayudar, es nuestro tiempo para volver a ser definitivamente humanos con los vecinos de la costa, que por estas horas y en los días que vienen atraviesan una situación compleja con un Paraná indómito, ensanchando sus bordes, llegando con sus aguas para quedarse por un tiempo.

La situación climática nos está poniendo a prueba, junto con todo el gabinete, los vecinalistas, nuestros gobernantes provinciales, el senador Germán Giacomino, las Fuerzas de Seguridad, Protección Civil, los Bomberos Voluntarios y con una intensa participación del Personal Municipal —tantas veces castigado— estamos haciendo todo lo posible para evitar el sufrimiento de todos nuestros vecinos costeros, en particular niños y abuelos. Quiero hacerles llegar a todos, un cálido y sentido agradecimiento por ponerse esta difícil situación al hombro, actuando y trabajando minuto a minuto desde lo profundo de sus corazones, consustanciados en que todos somos uno y debemos colaborar y esforzarnos hasta más allá de nuestras posibilidades para afrontar este desorden natural.

Necesitamos poner, por sobre toda diferencia, nuestras convicciones de que de nada vale tener tanto si otros con tan poco, peligran hasta su supervivencia.

He visto distintos actores sociales colaborando con las donaciones, pero he visto muchas personas «que no les sobra nada» y sin embargo aportan más allá de sus medios.

A muchos, todavía los estamos esperando, debemos ser protagonistas de un cambio cultural. Generemos conciencia de que solo si somos humanos seremos capaces de afrontar ésta situación, recuperando los principios de orden y solidaridad para complementarnos pronta y armoniosamente con la naturaleza.

Como siempre a todos y a cada uno les dejo un abrazo apretado de esos que arrugan la ropa.