28 de marzo de 2017

El Intendente dio inicio al ciclo lectivo del Jardín Municipal

En el día de ayer, el intendente dio la bienvenida a los pequeños alumnos y a sus familias en el inicio de clases del Jardín "Arco Iris" y remarcó la importancia de una educación basada en la responsabilidad y la solidaridad.

Imagen

«Ante los ojos de un niño, el mundo se presenta inmenso, la seguridad para reconocerlo reposa en la presencia de las personas que lo aman», fue el mensaje que dejó la comunidad del Jardín de Infantes Municipal «Arco Iris» a los padres, familiares y amigos que se hicieron presentes ayer por la mañana para presenciar el inicio del ciclo lectivo 2017.

El acto comenzó minutos después de las 10 de la mañana y participaron del mismo el intendente municipal Jorge Berti y el secretario de Desarrollo Humano, Carlos Alegre.

Además, acompañaron miembros del Coro de Lengua de Señas «Palabras al viento» dirigido por Lourdes Altamirano.

La bienvenida la brindó la directora de la institución, Ana Ludmer: «Sabemos que nuestros alumnos atraviesan por una etapa fundamental en su crecimiento. La primera infancia es un momento clave, es la raíz. De acuerdo al modo en que cada niño sea educado, amado, protegido y resguardado en estos años será la base desde la que se construirá su vida futura. Es por eso que juntos, familia y Jardín debemos trabajar unidos para darle contención, confianza y arraigo emocional», expresó.

Por su parte, el intendente Berti también se dirigió a los presentes: «Ustedes hoy dejan a sus chiquitos de 3 y 4 años a cargo de unas maestras que trabajan denodadamente no solamente por el conocimiento sino para ir formándoles hábitos de vida para después poderse desarrollar socialmente. Estos hábitos no deben ir en contraposición de los que hacen en la casa, porque sino los chicos tienen dos campanas», dijo destacando la importancia de la formación desde la primera edad. Además recalcó que «no hay plata que reemplace el amor», que no es necesario salir corriendo cada vez que los chicos piden algo. El tema es hacerlos responsables y solidarios desde chiquitos, y que compartan lo valioso que tienen.»

Además, tal como hiciera en el inicio del ciclo lectivo de la escuela «Puerto de Piedras», el intendente instó a los padres y a la familia en general a acompañar a los niños durante todo el proceso escolar, no sólo cuando son pequeños, sino en todos los niveles. Asimismo, recalcó que el acompañamiento no termina «ni siquiera cuando los hijos dejan el hogar, es para siempre. Ese proceso de amor y de afecto es lo que tenemos que tratar de revivir a los largo de la vida».