14 de octubre de 2017

Acto oficial por el Día de la Diversidad Cultural

"La integración debe ser un intercambio de ida y vuelta, y no un sometimiento por parte de las mayorías para conducir a las minorías a olvidar sus orígenes para que subliminal y prácticamente tiendan a desaparecer", reflexionó el intendente Jorge Berti.

Imagen
El pasado 12 de octubre se desarrolló en las instalaciones del Centro de Educación Física N° 26 «Chaná Timbú» el acto oficial por el Día del Respeto a la Diversidad Cultural, organizado en forma conjunta por la institución anfitriona, la Escuela N° 499, la Escuela Especial N° 2046 «Bertha Guzmán», el Jardín de Infantes N° 330 y el Municipio de Villa Constitución.

La ceremonia fue encabezada por la presidenta del Concejo Municipal, Dra. Florencia Ferreyra, ya que el intendente Prof. Jorge Berti se encontraba en la ciudad de Santa Fe desarrollando gestiones del Municipio.

Entre otras autoridades, asistieron funcionarios del Ejecutivo Municipal, concejales, autoridades de la Unidad Regional VI de Policía y de la Prefectura Villa Constitución, además de directivos escolares y supervisores del Ministerio de Educación, integrantes del Centro de Combatientes de Malvinas, representantes de instituciones intermedias, docentes, padres y alumnos.

En representación de las instituciones educativas organizadoras, la directora de la Escuela «Bertha Guzmán», Gabriela Curti, propuso «recordar esta fecha de una manera distinta, conservando el respeto a los pueblos originarios», además de subrayar que «muchas culturas conviven en la actualidad y eso nos permite el crecimiento como sociedad». «Debemos reconocer sus derechos y garantizar el respeto a la identidad para alcanzar un país más justo y libre», afirmó.

A su turno, la presidenta del Concejo destacó los cambios introducidos en la conmemoración del 12 de octubre, antiguamente conocido como Día de la Raza y «con una mirada eurocéntrica que estaba puesta en el descubrimiento». En otro tramo de su discurso, la Dra. Ferreyra instó a las escuelas a «ser capaces de formar futuros adultos que respeten la diversidad cultural», con el desafío de «entender al otro con todas sus diferencias pero con un denominador común: la dignidad humana».
El acto oficial contó con la presentación de variados números artísticos, con la participación de alumnos de todas las escuelas organizadoras.

Mensaje del Intendente

Aunque no pudo asistir al acto, el intendente Berti compartió una reflexión. Estos son algunos fragmentos:
«El desafío de estos tiempos es aceptar la diversidad en todas sus formas, lo que implica también que todos los argentinos en general, y los villenses en particular, respetemos las distintas identidades y diversidades culturales y las formas de vivir en tanto y en cuanto se cumplan las normas de ordenamiento de una sociedad inclusiva.
Aceptar la diversidad consiste en que toda la sociedad cambie sus actitudes y comportamientos con las culturas minoritarias, de manera que la integración sea un intercambio de ida y vuelta y no un sometimiento por parte de las mayorías para conducir a las minorías a olvidar sus orígenes para que subliminal y prácticamente tiendan a desaparecer.
Reitero, seguramente debemos ampliar nuestro horizonte y mirar con el corazón para comprender, aceptar y trabajar mancomunadamente con quienes adoptan formas de vida que a veces chocan con nuestros paradigmas sociales sobre cómo deberíamos ser y actuar.
Por ello, hago un llamado a toda nuestra ciudadanía: es tiempo de inclusión, es tiempo de solidaridad, de orden, de aceptarnos más allá de nuestros comportamientos culturales. Pero esa aceptación, no sólo debe ser compartida intelectualmente sino con hechos concretos que marquen -con la legalidad y con los recursos- la preocupación de toda una sociedad de ir por este camino de encuentro definitivo.
Por último, quiero decirles que es tiempo de dejar de mirar desconfiadamente al otro y, con acciones concretar y generar una ciudad donde TODOS tengamos oportunidades de desarrollarnos en lo que soñemos, emprendamos, sintamos… haciéndolo con total libertad de conciencia y de corazón, siendo valorados y respetados por ser auténticos y porque el pensar, el decir y el hacer siempre estén en sintonía en todos y cada uno, fundamentalmente en quienes la vida nos ha delegado más responsabilidades.
Sólo de esta manera podremos seguir construyendo esta ciudad que tanto queremos y mucho más merecemos».