20 de junio de 2016

Día de la Bandera: Inauguración de mástil, acto oficial y promesa de lealtad

Esta mañana se realizó el acto oficial por el Día de la Bandera en el 196º aniversario del fallecimiento de su creador, el General Manuel Belgrano. Con una fuerte participación de la comunidad educativa de Villa Constitución se inauguró el mástil en la plaza “De la Cooperación” y el intendente tomó la promesa de lealtad a los alumnos de 4° grado.

Imagen

El acto tuvo lugar en la plaza de la Cooperación, Belgrano y Catamarca, y estuvo organizado por el Municipio de Villa Constitución y las comunidades educativas de las escuelas N°348 Tomás Guido y N° 1260 Valentín Antoniutti.

Pasadas las 10 de la mañana dieron inicio las actividades en homenaje a nuestra bandera con la inauguración del mástil y su bendición a cargo del padre Juan José Calandra.

Posteriormente, el Intendente Municipal, Prof. Jorge Berti, junto a la Presidente del Honorable Concejo Municipal, Dra. Ma. Florencia Ferreyra y las directoras de las instituciones educativas organizadoras, Sra. Griselda Díaz y Prof. Mariel Lapontge, procedieron a colocar la enseña patria e izarla por primera vez.

Con la entrada de las banderas de ceremonia de las instituciones educativas, de las fuerzas vivas y de seguridad de la ciudad y posterior entonación de las estrofas del Himno Nacional Argentino, dio comienzo el acto oficial. Además de las autoridades mencionadas, acompañaron la ceremonia los Concejales Federico Larrañaga, Carla Bertero, Eduardo Pelanda y Adolfo Araujo; miembros del Ejecutivo Municipal; veteranos de guerra de Malvinas y familiares; el Jefe de Prefectura Naval, Prefecto Hugo Gastón Aguirre; el Jefe de la Unidad Regional 6° de Policía, Comisario Mayor Marcelo Albornoz; asociaciones intermedias; comisiones vecinales, medios de prensa, vecinos y público en general.

Palabras alusivas

Las palabras alusivas a tan importante fecha, estuvieron a cargo de la directora de la escuela N°348 Tomás Guido, Prof. Mariel Lapontge, quien destacó la figura del creador de la bandera y los valores que supo transmitir por medio de sus actos: “inspirar a los jóvenes amor a la virtud, a la ciencia, horror al vicio, inclinación al trabajo, desapego al interés, desprecio al lujo y fomentar el espíritu nacional. Su amor a la libertad  y al ser nacional lo impulsó a soñar con un símbolo a la medida de nuestra identidad: la bandera argentina, que representa la soberanía, la libertad, el respeto, la pertenencia. Representa a nuestra patria, nuestra escuela, nuestro hogar, nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro.”

Asimismo, el pastor Luis Paul, dedicó una plegaria en conmemoración resaltando tres términos: Identidad, unidad y fe. Evocando palabras de Belgrano en donde el prócer manifestaba que “Alguien que procede con honradez, nada debe alterarlo”, Paul sostuvo que la identidad tiene que ver con valorar lo que somos, “es aferrarnos a nuestros valores”. En cuanto a la unidad el pastor destacó que “grandes conquistas implican grandes equipos. La unidad empieza por mí y tiene que ver con ayudar a otros a ganar”. Por último, en relación a la fe, afirmó que es la que “nos devuelve la capacidad de soñar, con una familia feliz, con una profesión a aquellos jóvenes y niños, nos devuelve la capacidad de soñar con una hermosa ciudad, llena de paz y prosperidad” y agregó: “Creo que este es un tiempo especial para recuperar nuestra amistad con Dios. No con la religión, sino con un Dios que nos ama, un padre amoroso y que si nos atrevemos a recuperar esa amistad con él, seguramente veremos un tiempo maravilloso.”

Por su parte, el padre Juan José Calandra, brindó una oración por la identidad, la unidad e inclusión de todos los argentinos: “Creemos ser Nación, una nación cuya identidad sea la pasión por la verdad y el compromiso por el bien común. Danos la valentía de la libertad de los hijos de Dios, para amar a todos sin excluir a nadie, privilegiando a los pobres y perdonando a quienes nos ofenden. Aborreciendo el odio y construyendo la paz. Concédenos la sabiduría del diálogo y la alegría de la esperanza que no defrauda… Ponemos en tus manos nuestro futuro con esperanza y compromiso. Con la alegría que nos da tu palabra salimos al encuentro de todos los argentinos, sin excluir a nadie, para gestar juntos una cultura del encuentro en la patria”.

A su turno, el Intendente Prof. Jorge Berti, agradeció la presencia de todos, principalmente de los más chicos y de sus familias que los acompañan y destacó la importancia de recuperar el valor por los festejos de las fechas patrias.

También, al igual que los demás oradores, hizo referencia a la unión de los argentinos y a lo imprescindibles de los lazos de solidaridad en los tiempos que corren: “El valor simbólico de la misma es tener un estandarte que nos cobije, nos identifique pero, por sobre todas las cosas, nos una, sabiendo que bajo su manto se deben terminar las diferencias, los antagonismos, y trabajar por el consenso que haga que nuestras comunidades se desarrollen y vivan dignamente en el presente y pergeñando un futuro en el que se sumen derechos que hagan realidad los sueños de todos los que nos precedieron y de los que se involucran diariamente trabajando para tener una patria con equidad, inclusión, con orden y solidaridad.”

Además, destacó la labor altruista de Belgrano al haber ingresado a la función pública con su situación económica resuelta y aun así, morir en la pobreza tras haber dado todo a quienes más lo necesitaban y emitió una dura crítica hacia quienes aprovechan un cargo público para su beneficio personal al exclamar: “¡Vaya paradoja con muchos funcionarios de nuestra república desde su inicio hasta la actualidad!”. Asimismo, recordó que tanto Belgrano como muchos otros próceres y héroes anónimos, con su ejemplo, dieron vida a la frase “la Patria es el otro”.

Finalmente remarcó que “hoy más que nunca, debemos ser consecuentes con el compromiso de este patriota ejemplar y desde todos los sectores hacer algo que vaya más allá inclusive de nuestras propias posibilidades, si realmente queremos vivir en un país, en una provincia y en una ciudad donde la solidaridad, el orden, la inclusión y la equidad sean la norma y no la excepción… invito a cada uno que desde su lugar haga un esfuerzo por contener a otro. No es posible, como lo digo habitualmente, ser felices si hay alguien en nuestra comunidad que sufre”, concluyó el intendente.

Acto seguido, dirigió unas palabras a los alumnos de los 4° grados de las diferentes escuelas que prometieron lealtad a la bandera recordando la importancia de este momento que “también significa portarse bien en casa, estudiar, ser buenos compañeros”. Tras un contundente “¡Si, prometo!” se convirtió en el momento más emotivo de la jornada mientras cada niño agitaba su pequeña bandera.

Finalizando la ceremonia, alumnos de las escuelas organizadoras realizaron números de expresión corporal y canto alusivos a la fecha.

El Municipio de Villa Constitución agradece la colaboración de AVLPI RI al abrir sus puertas para la recepción de autoridades, al Sindicato Independiente de Empleados Municipales por ceder sus instalaciones para recibir a los abanderados de las comunidades educativas y a la escuela N°208, Juan Bautista Alberdi, por poner a disposición su edificio si el clima no llegara acompañar la jornada.

Discurso completo del Intendente Jorge Berti

«Estamos frente a un hecho histórico que nos marca un antes y un después en nuestra nación: la creación de nuestra enseña nacional. El valor simbólico de la misma es tener un estandarte que nos cobije, nos identifique pero, por sobre todas las cosas, nos una, sabiendo que bajo su manto se deben terminar las diferencias, los antagonismos y trabajar por el consenso que haga que nuestras comunidades se desarrollen y vivan dignamente en el presente, pergeñando un futuro en el que se sumen derechos que hagan realidad los sueños de todos los que nos precedieron y de los que se involucran diariamente trabajando para tener una patria con equidad, inclusión, con orden y solidaridad.

La vida de Manuel Belgrano nos se limita a la creación de nuestra bandera, sino que a lo largo de la misma sus actos mostraron a un ser humilde, sabio y comprometido con su pueblo, tal es así que el general San Martin decía “Si hay un padre de la Patria, ese es Manuel Belgrano”. Según el historiador, Felipe Pigna, el poder real de la época lo consideraba muy peligroso, por lo tanto era mejor mantenerlo alejado de la vida política y enviarlo a misiones militares prácticamente imposibles. Sin embargo, se calzaba las espuelas y así obtuvo varios triunfos resonantes en pos de la independencia de nuestro país. Las batallas de Salta y Tucumán así lo atestiguan.

La desaprobación por parte de los gobernantes de turno hacia ciertas conductas de Belgrano continuaron hasta su muerte, que lo encuentra en la más absoluta pobreza, a pesar de que había ingresado rico a la administración pública, ¡Vaya paradoja con muchos funcionarios de nuestra república desde su inicio hasta la actualidad! Alguien que, viniendo con una familia de mucha fortuna y teniendo la vida resuelta, se compromete para resolver la vida a los demás y en esa lucha pierde su salud, su fortuna y su vida es una persona que nos marca un camino, donde queda claramente demostrado por la vida de éste, como de tantos próceres y también de quienes no alcanzaron el bronce pero que en silencio hicieron vida a una frase “La Patria es el Otro”.

También es cierto que a muchos gobernantes no les ha caído bien su figura y tampoco les ha convenido reconocer que ya hace más de 200 años un prócer dijo que había que repartir mejor la tierra y la riqueza. ¡No vaya a ser que alguien en estos tiempos se le ocurra hacer lo mismo! Por eso, hoy más que nunca, debemos ser consecuentes con el compromiso de este patriota ejemplar y desde todos los sectores hacer algo que vaya más allá inclusive de nuestras propias posibilidades, si realmente queremos vivir en un país, en una provincia y en una ciudad donde la solidaridad, el orden, la inclusión y la equidad sean la norma y no la excepción.

Para todos, fundamentalmente, para lo que hoy más posibilidades tienen veamos su vida y actuemos en consecuencia. Cuando hablo de los que más posibilidades tienen lo digo porque nuestra ciudad tiene muchas dificultades, creo que los villenses todavía no hemos tomado conciencia de las dificultades que nos atraviesan. Tenemos el problema permanente de Paraná Metal, tenemos dificultades con nuestra siderúrgica madre que es Acindar, tenemos dificultades con algunos talleres y con el interior profundo de la ciudad donde falta hasta la comida.

Creo que si no tomamos conciencia y todos nos unimos tratando de salir entre todos, la comunidad villense, provincia y nación adelante, es imposible que seamos felices. Por eso los invito a cada uno que desde su lugar haga un esfuerzo por contener a otro. No es posible, como lo digo habitualmente, ser felices si hay alguien en nuestra comunidad que sufre. Por último, la única manera de hacer valor a su entrega, no con palabras, sino con hechos concretos como toda la comunidad reclama y merece, fundamentalmente los más postergados y vulnerados socialmente. Si todos asumimos este compromiso y lo llevamos con convicción el tiempo que Dios disponga de nuestra vida, no dudo que Villa Constitución volverá a ser nuestro mejor lugar para vivir.»

Palabras en la toma de promesa de lealtad a la bandera

«Alumnos, esta es la querida bandera que creó Manuel Belgrano a las orillas del río que baña nuestras cosas. La misma simboliza nuestra república argentina, nuestra Patria. Quienes la ven flamear en los distintos puntos de la tierra identifican a éste, nuestro país. Desde su creación, hombres y mujeres nacidos en nuestras tierras y otros que vinieron a poblarla bajo su amparo, han trabajado incansablemente para que se la respete y valore. ¿Cómo lo han hecho? Cumpliendo las leyes de acuerdo con deberes, derechos y obligaciones.

Ésta, nuestra enseña, fue y sigue siendo la esperanza de que todo se puede hacer bien. Sólo hay que juntarse y mirar siempre lo que nos une y trabajar afectuosamente para acercar a lo que nos divide. Podemos pensar distinto, para eso tenemos un sistema democrático que nos contiene, pero debemos respetarnos y más en las diferencias.

¿Cómo defendemos nuestra patria, nuestra bandera? Poniendo pasión, compromiso y responsabilidad en todo lo que hagamos. Nosotros, los políticos pensamos en el desarrollo de nuestras comunidades teniendo convicciones que no sean cambiadas por ventajas circunstanciales, ayudando a quienes más lo necesitan, siendo honestos y sinceros con la población y, por sobre todos, pensando siempre en el conjunto y no en lo individual, priorizado a quiénes más necesidades tienen. Ustedes, siendo solidarios con sus compañeros, respetando a sus maestros, a sus padres y a los mayores, estudiando todos los días para que el conocimiento les abras las puertas de un mundo donde sean protagonistas de la construcción del mismo y se puedan valer de sus capacidades para vivir dignamente.

Queridos alumnos… ¿Prometen defenderla, respetarla y amarla, estudiando con compromiso, luchando siempre de manera inclaudicable para ser ciudadanos libres, justos, tolerantes y solidarios, aceptando a quienes piensen distinto y habiten nuestra querida tierra, dando muestra de manera irrenunciable, diariamente en cada cosa que hagan el amor a su patria y bandera por encima de todo?»