27 de junio de 2019

Comunicado: Hechos acontecidos en Barrio Galotto

El Municipio, a través de la Dirección de Control Urbano, y en conjunto con Gustavo Navarrete, Jefe de la Unidad Regional VI, emitieron un comunicado debido a los hechos acontecidos en Barrio Galotto. Ambas partes aclaran, que de ninguna manera buscan limitar, prohibir o cercenar ningún derecho en casas particulares de algún vecino, mientras que […]

Imagen

El Municipio, a través de la Dirección de Control Urbano, y en conjunto con Gustavo Navarrete, Jefe de la Unidad Regional VI, emitieron un comunicado debido a los hechos acontecidos en Barrio Galotto.

Ambas partes aclaran, que de ninguna manera buscan limitar, prohibir o cercenar ningún derecho en casas particulares de algún vecino, mientras que el mismo no exceda el ámbito familiar o fiestas no autorizadas, para prevenir posibles altercados que arrojen como resultado personas lesionadas, vehículos o inmuebles dañados, así como también ruidos molestos, los cuales no dejan descansar a los demás vecinos.

En cuanto a el cobro de entradas a lugares que no están habilitados, el expendio de bebidas alcohólicas y en especial a aquellos, que por la cantidad de asistentes, exceden el límite para garantizar, por un lado el libre divertimiento pero también la tranquilidad, la seguridad y el normal desarrollo de la actividad de los barrios.

Desde el Municipio, se busca garantizar a los vecinos un marco de tranquilidad y sana convivencia. Lo ocurrido en Barrio Galotto escapa al límite de tolerancia es por eso que desde la Dirección de Control Urbano van a tomar los recaudos del caso, actuando con las mediciones del sonido que corresponde, Ordenamiento Vehicular, la aplicación del Código de Convivencia así como también presencia municipal, acompañada de la Policía para, garantizarle a los vecinos el descanso y la  tranquilidad del barrio como corresponde, mientras que a los chicos el poder divertirse siempre en la medida de que lo hagan dentro de determinadas reglas y limitaciones para no molestar.

La prevención de este tipo de fiestas clandestinas se puede hacer desarrollando las mismas en locales habilitados a tal fin y regularizados por la ley. Los propietarios o inquilinos de las viviendas deben asumir la responsabilidad social de estar informados lo que se desarrolla en esos lugares.

En cuanto a los propietarios de la casa en donde se desarrolló el conocido conflicto, se les va a aplicar el Código de Convivencia más las sanciones, a través de las multas municipales en cuanto a ruidos molestos, controles vehiculares y alteración del orden.

La recomendación, para la población ante similares circunstancias, es dar cuenta de forma inmediata a la central de emergencias del 911 y/o Departamento de Inspectoría General Municipal llamando al (03400) 15511172 .

Comunicado Oficial